CAPITULO VEINTITRES

RUT

Nombre

El libro recibe su nombre de su personaje principal. En la Septuaginta, el nombre aparece como Routh.

Fecha y paternidad literaria

En tiempos recientes, varios críticos, por ejemplo, Eissfeldt, Pfeiffer, Oesterley, y Robinson, han considerado que la fecha de composición del libro es postexílica. Se dice que el escritor estaba familiarizado con la edición “deuteronómica” de Jueces (que se supone databa de aproximadamente 550). Esta fecha postexílica también la defendieron algunos de los escritores antiguos como Kuenen y Wellhausen.
Los argumentos en favor de la fecha postexílica, son sumamente débiles. Con tal de defender esta fecha, algunos han tratado de considerar al libro como un contraataque a las rígidas medidas de Esdras y Nehemías en contra de los matrimonios mixtos. Sin embargo, esto es rechazado debidamente por Pfeiffer y otros. También se ha apelado al material lingüística para respaldar la fecha postexílica.
Por otra parte, el Baba Bathra 14b, nos dice que “Samuel escribió el libro, y Jueces y Rut”. Sin embargo, este punto de vista, aun cuando posible, no es muy probable, ya que la genealogía en Rut 4:22, parece implicar que David es una persona bien conocida.
¿Qué podemos decir entonces sobre el asunto de la paternidad literaria? Desde el punto de vista general, la evidencia parece favorecer una fecha temprana preexílica. El lenguaje y estilo son distintos a los de los libros postexílicos. Existen dos palabras a las cuales se pueden apelar muy justificadamente ya que parecen favorecer una fecha posterior. Estas son lahen (“por tanto”) y mara (“amargo”).
Se cree que lahen (1:13) es una forma aramea. Es muy dudoso sin embargo, que esta palabra con el significado “por tanto” aparezca en el arameo. También, puede ser que en Rut 1:13 la palabra deba enmendarse para que diga lahem (“a ellos”), las principales versiones apoyan a esta traducción. Es necesario también hacer énfasis en que la presencia de una forma aramea, no es indicación de la fecha del documento en donde aparece. Por último, podríamos observar, que la forma lahen no necesita traducirse como “por tanto” sino que puede integrarse con el significado “por aquellas <<cosas>>”. Si esto es así, entonces, la dificultad desaparece. También se ha apelado a Mara (1:20) como vocablo arameo. Pero estas dos palabras en sí, no son suficientes como para probar una fecha tardía, ya que tenemos que recordar que desde el principio el lenguaje hebreo contuvo arameismos, al igual que el ugarítico.
Podríamos también mencionar el hecho de que a David se le menciona por su nombre. Esto no significa que se haya escrito el libro mucho tiempo después, cuando ya la fama de David se había convertido en solamente una leyenda, porque entonces encontraríamos también el nombre de Salomón. Por tanto, la ausencia del nombre de Salomón parece respaldar el punto de vista de que el libro se escribió en alguna ocasión durante la vida de David el rey. Además, la claridad de la narración, dada sin ninguna apología, tal como está, demuestra que no era un escrito con “tendencia”, sino que mas bien parece indicarnos el hecho que posee un origen preexílico. En el 4:7 se menciona a la costumbre de quitarse un zapato simbolizando en esta forma la renuncia de los derechos de uno. “Había ya por largo tiempo esta costumbre en Israel en la redención o contrato, que para la confirmación de cualquier negocio, el uno se quitaba el zapato y lo daba a su compañero: y este era el testimonio en Israel”. Es obvio que esta costumbre ya no estaba en uso cuando se escribió el libro. Pero si se usaba en el periodo de los jueces, y en el período mosaico anterior, aunque con una acepción distinta (p. ej., Dt. 25:9, 10).
Por tanto, aunque es imposible asignarle al libro una fecha definitiva de composición, parece probable que fue escrito en alguna ocasión durante el reinado de David.

La historicidad de la narración

Pfeiffer cree que el libro es literatura novelesca (IOT, pág. 718), y luego aduce los siguientes argumentos: (1) Los nombres significativos de algunos de los personajes, por ejemplo, Mahlón (“enfermedad”), Quelión (“pérdida”), Orfa (“terca”), Noemí (“mi dulzura” 1:20); es posible que Rut signifique “compañera”; (2) el carácter noble y la conducta de Rut, Noemí y Booz; (3) los detalles pintorescos de una vida sin ningún infortunio; (4) una poderosa fe religiosa.
Pero es necesario observar que el libro tiene la implicación de ser historia. Leemos las palabras iniciales, “Y aconteció en los días que gobernaban los jueces, que hubo hambre en la tierra” (1:1). Este es el lenguaje de una narración sencilla, histórica. Nos indica un tiemp0 definido y ciertas condiciones en la historia. Por medio de estas palabras se nos prepara para la narración de un acontecimiento histórico. La narración procede a través de todo el libro con la misma simplicidad y claridad. En otras palabras, implica ser el relato de algo que en realidad sucedió. Podemos observar también que por lo que toca a las costumbres de el libro de aquella época, Rut manifiesta ser exacto y verídico. Durante el periodo temprano existió una relación amistosa entre Israel y Moab (cf. 1 5. 22:3, 4). En esa época no estaba prohibido el casamiento con los moabitas. Por medio del libro de Rut podemos ver cómo fue posible que David en una ocasión posterior buscara exilio con el rey de Moab.
No es muy probable tampoco que un escritor de literatura novelesca tratara de trazar el origen ancestral de David hasta una moabita. Si este libro no es histórico, sino solamente la obra de alguien que trató de relatar el origen de la línea de David,no es acaso más probable que tal escritor hubiera tratado de fijar el origen de tal línea en una israelita y no en una extranjera? El solo hecho de que Rut, la antepasada de David haya sido una moabita, es en si mismo un argumento en favor de la historicidad del libro.
Sin embargo, lo que es de un significado decisivo, es el hecho que en la genealogía de David, que se da en Mateo 1:5, se incluye el nombre de Rut. Y la genealogía en Lucas 3:32 va de acuerdo con la de Mateo en que aparece Rut. Esta es una evidencia final. El Nuevo Testamento, que es la palabra infalible de Dios, habla de Rut como una persona histórica. Esto deja fuera cualquier posibilidad que este libro sea meramente un romance y no una historia verdadera.

Propósito

Este pequeño libro tiene como fin trazar el linaje de David hasta llegar a Rut, la moabita. Por lo tanto, posee una meta histórica. Sin embargo, también trata de inculcar una lección de piedad y devoción filial. Existe gran riqueza de tal devoción y desinterés en las palabras de Rut: “No me ruegues que te deje, y me aparte de ti; porque dondequiera que tú fueres, iré yo: y dondequiera que vivieres, viviré. Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios mi Dios. Donde tú muerieres, moriré yo, y ahí seré sepultada: Así me haga Jehová, y así me dé, que solo la muerte hará separación entre mí y ti”. (1:16, 17). El libro también sirve para mostrar que la verdadera religión es sobrenacional, y no está limitada a las fronteras de ningún pueblo.

Posición en el canon

La fecha temprana de Rut parece estar respaldada, además, por el hecho que desde fecha muy temprana se le colocó después de Jueces en lugar de los hagiógrafos. Así aparece en la Septuaginta y en la Vulgata. Aparentemente Josefo (Contra Apionem 1:8), también consideró a Rut junto con Jueces, y Lamentaciones con Jeremías, al hablar de los 22 libros de las Escrituras. Jerónimo, en su Prólogus Galeatus parece establecer la implicación de que los judíos así colocaban a Rut junto con Jueces, pero a la vez también dice que algunos colocaban a Rut y Lamentaciones en los hagiógrafos.
No se conoce en lo absoluto cómo fue que a Rut se le vino a colocar en los hagiógrafos. Es probable que su uso en la sinagoga lo haya colocado allí, pero esto es solamente una conjetura.

Análisis

I. Rut 1. Rut llega a Belén.
(1) 1:17. Introducción.
(2) 8:18. La determinación de Rut de permanecer con Noemí.
(3) 19:22. La llegada a Belén.

II. Rut 2. Rut se encuentra con Booz.
(1) 2:1-7. Rut espiga en los campos.
(2) 2:8-16. La bondad de Booz.
(3) 2:17-23. Rut regresa con Noemí.

III. Rut 3. La apelación de Rut a Booz.
(1) 3:1-5. El consejo de Noemí.
(2) 3:6-13. Rut habla con Booz.
(3) 3:14-18. Rut regresa con Noemí.

IV. Rut 4. El casamiento de Rut y Booz.
(1) 4:1-8. El fulano. (pariente).
(2) 4:9-12. Booz toma a Rut.
(3) 4:13-17. Rut concibe un hijo.
(4) 4:18-22. El linaje de David.

Algunos piensan que los versículos 18-22 no son sino una adición posterior basada en 1 Crónicas 2:4-15. (Eissfeldt, Sellin). Eissfeldt va aun más allá y cree que Rut 4:l7b, “y llamáronle Obed”, es también secundarlo, y que originalmente existía otro nombre en ese lugar. También duda del 17a, pero sin razón suficiente. ¿Por qué a fuerza ha de ser necesario que una genealogía sea una adición posterior? ¿Por qué no es posible que el escritor de Crónicas haya utilizado esta genealogía lo mismo que al revés?



Una Introducción
al
Antiguo Testamento

por
Edward J. Young

Profesor de Antiguo Testamento en el
Seminario Teológico Westminster
Filadelfia, Pennsylvania, EE.UU.

www.iglesiareformada.com
Biblioteca